martes, 16 de junio de 2009

Técnicas de la Inteligencia Intuitiva


Estos discursos son diálogos entre un maestro y su estudiante, y son documentados por su valor educativo de tal forma que otros puedan utilizar la misma enseñanza.

Estudiante: ¿Cómo le hace uno para discernir su voz interna de la voz que ha sido aprendida de este mundo?

Maestro: La voz de este mundo puede remontarse a la personalidad del ego, mientras que tu voz original susurra y estimula desde las profundidades de tu corazón.

Estudiante: Pero la voz de mi corazón no está necesariamente formada de palabras, sino más bien de sentimientos. Y esos sentimientos son sutiles y constantemente cambiantes. Pueden ir a la desesperación, o del amor al odio en un instante de tiempo.

Maestro: Como el universo, el corazón es multi-nivel. El corazón del cual hablo es adepto a expresar la inteligencia intuitiva en el espíritu de la compasión y el entendimiento. Cuando oigas una voz interna que toque este equilibrio, habrás encontrado tu voz interna.

Estudiante: ¿Todos tienen esta voz interior y la habilidad para expresarla?

Maestro: No.

Estudiante: ¿Por qué es otorgada esta limitación en la naturaleza humana?

Maestro: Es simplemente una consecuencia de las imperfecciones del instrumento humano colisionando con las imperfecciones del ambiente tridimensional.

Estudiante: ¿Y esas imperfecciones dominan la expresión del corazón y disminuyen su voz?

Maestro: No más que las nubes controlan al sol y disminuyen su calor.

Estudiante: ¿Así que la voz interior continúa expresándose a sí misma incluso aunque las imperfecciones hagan su voz inaudible?

Maestro: Sí.

Estudiante: Utilizando tu analogía, ¿cómo elimina uno las nubes?

Maestro: Tú no puedes eliminar las imperfecciones, aunque puedes lograr supremacía sobre ellas por períodos de tiempo. Imagina si el cielo estuviera siempre lleno de nubes. El telescopio no existiría, ¿no es así?

Estudiante: Supongo que no.

Maestro: Supón que las nubes desaparecieran, aunque por sólo un día al año, y fuera sólo durante ese día cuando pudieras ver la inmensidad del universo. ¿Supones que el telescopio sería inventado?

Estudiante: Tal vez...

Maestro: La respuesta es, sí. En el momento en que el espíritu humano entiende las profundidades y alturas de su universo, la voluntad para aprenderlo –para estudiarlo— se incrementa.

Estudiante: ¿Pero cómo se relaciona esto con la voz interna del corazón?

Maestro: Las imperfecciones del instrumento humano y el mundo tridimensional son como nubes que oscurecen las profundidades del corazón. Si puedes ver más allá de esas nubes, aunque sea por un corto tiempo, tratarás de tener acceso y entender tu voz interior y expresarla plenamente en tu vida a pesar de las imperfecciones.

Estudiante: Otra vez, utilizando tu analogía, ¿cuál es el "telescopio" que está relacionado con la expresión más íntima del corazón?

Maestro: Son las técnicas de la inteligencia intuitiva.

Estudiante: ¿Me las puedes explicar?

Maestro: Hay un componente del instrumento humano conocido poéticamente como el Escriba del Corazón. Tu historia emocional –cada matiz—está grabada e inscrita dentro de los circuitos del corazón. Esto, en gran medida, es la fuente de las "nubes" de las que hablábamos previamente

Estudiante: Y necesitan ser quitadas de en medio. ¿Cómo hago eso?

Maestro: Antes que nada, es vital entender al corazón. El corazón es mucho más que un músculo que bombea sangre. Esa es sólo la manifestación superficial de nada menos que la fuente de tu inteligencia intuitiva. El corazón energético es la plantilla de origen del corazón físico.

Estudiante: ¿La plantilla de origen?

Maestro: Así como el corazón físico distribuye vida dando oxígeno al cuerpo, del mismo modo el corazón energético distribuye inteligencia intuitiva a la mente. El corazón energético es la plantilla fuente para la formación del corazón físico, y más que eso, es el punto de conexión hacia la forma de conciencia más elevada desde la cual surge tu voz interna.

Estudiante: ¿Mi corazón físico está basado en el corazón energético, y este corazón energético es a lo que quiero tener acceso?

Maestro: Considéralo de esta manera. El corazón es dimensional y multifacético. Expresa corrientes emocionales; regula las funciones físicas; activa cierta química del cerebro; se comunica por todo el cuerpo y mente; recibe impresiones precognitivas desde tus ambientes futuros; y te conecta a todos tus otros estados del ser.

El corazón es también el portal para la compasiva frecuencia del amor –la fuerza más pura del multiverso.

Estudiante: Nunca había oído esto antes. ¿Qué quieres decir con la compasiva frecuencia del amor?

Maestro: El amor, como todas las cosas dimensionales, puede ser separado en un espectro de frecuencias –cada frecuencia una parte de la totalidad, aunque cada una poseyendo una inteligencia diferente.

Estudiante: ¿Inteligencia?

Maestro: ¿Son todas las formas de amor las mismas?

Estudiante: Por supuesto que no.

Maestro: El amor imbuido de compasión y entendimiento es diferente al amor que es testarudo y egoísta, ¿no es así?

Estudiante: Sí... pero eso no lo considero como una diferencia en la inteligencia en el amor por sí misma, sino más bien en la persona que lo expresa.

Maestro: Eso es porque tú no entiendes que las emociones tienen incrustada una inteligencia basada en su frecuencia ni entiendes la manera en cómo la frecuencia resuena con los más altos circuitos del multiverso.

Estudiante: No entiendo.

Maestro: Considera al multiverso como once esferas holográficas de conciencia, cada una interpenetrando a la que está en la capa más interior. Sólo la esfera más externa contiene a todas las esferas, y ésta es la conciencia de la Primera Fuente, mientras que la esfera más interior es la conciencia de los objetos inanimados como una piedra o una concha marina. El amor está separado en frecuencias que resuenan en armonía con cada una de esas "esferas" o dominios de conciencia. Igualmente, el corazón en sí mismo consiste de diferentes capas de conciencia, y cada "capa" tiene una inteligencia de percepción y expresión. Esta inteligencia está enlazada al cerebro y la mente superior, de modo que el instrumento humano es capaz de expresarse desde cualquier frecuencia dominante o esfera del multiverso.

Estudiante: ¿Incluyendo el nivel de la Primera Fuente?

Maestro: Sí.

Estudiante: ¿Así que el corazón es el multiverso dentro de cada uno de nosotros?

Maestro: Es el portal al multiverso debido a su habilidad para descodificar las frecuencias emocionales de los niveles más altos del multiverso y expresarlas dentro de los ambientes tridimensionales a través de un instrumento humano.

Estudiante: Yo pensaba que el cerebro era el órgano supremo del instrumento humano. El chakra corona, el tercer ojo... ¿no están éstos asociados con el cerebro y la mente superior? ¿No están éstos más cercanamente conectados con la vibración de la Primera Fuente que el corazón?

Maestro: El corazón opera en la frecuencia superior dentro del instrumento humano. Las emociones son incluso más rápidas que la velocidad del pensamiento. Ellas operan fuera del tiempo/espacio cuando están en resonancia con los circuitos más elevados del multiverso.

Estudiante: ¿Si el corazón opera en la frecuencia superior entonces las emociones son con mayor seguridad los catalizadores que nos despiertan a nuestro verdadero ser?

Maestro: Sí, esto es el por qué las más profundas experiencias espirituales están tejidas de las texturas de las emociones del corazón en vez de los pensamientos de la mente.

Estudiante: ¿Está bien, entonces cómo está todo esto relacionado con eliminar los residuos emocionales que están siendo inscritos sobre mi corazón?

Maestro: No es sobre el corazón en donde han sido inscritos. Los residuos emocionales pasan del corazón al cerebro y a la red neural que lo rodea. Por lo tanto la limpieza toma la misma ruta, y es un proceso no un evento.

Empieza con la frecuencia de la compasión de la emoción llamada perdón. Esta frecuencia puede ser evocada dentro de tu corazón a través del siguiente comando:

Así como la luz de mi corazón brilla, así también es mi capacidad de perdonar. Al fluir el perdón dentro de mi corazón se eleva, llenando toda mi cabeza con la más delicada y refinada luz imaginable, y desde esta luz, una compasión por mi pasado se asienta, y todo lo que ha ocurrido, es re-escrito en esta luz.

Mientras esta invocación está siendo dicha, puedes escuchar cuidadosamente las palabras y permitirles formar representaciones visuales en tu corazón.

Estudiante: Esto es interesante. Se me ha enseñado a formar representaciones en mi mente, pero nunca en mi corazón.

Maestro: La visualización no está limitada a una posición específica del cuerpo o la cabeza. Puede ser ubicada en cualquier lugar por proyección. Simplemente proyecta las representaciones a un área en el centro de tu pecho. Aquel que ve la proyección puede estar fuera de tu cuerpo mirando a unos metros de distancia.

Estudiante: ¿Quién está mirando fuera de mi cuerpo?

Maestro: Tú.

Estudiante: ¿Esta es una de las técnicas a las que te referías como una técnica de la inteligencia intuitiva?

Maestro: Sí, aunque esta técnica tiene facetas adicionales. Cuando hayas completado este primer paso, siguen otros tres.

Estudiante: ¿Cuáles son?

Maestro: El segundo paso es permitir que esta luz se instale. Requiere que percibas la luz como una niebla muy, muy refinada amarillo-oro, suspendida, no obstante moviéndose a un nivel por debajo de la percepción. Es importante sentir que este movimiento de la luz dentro de tu cabeza tiene inteligencia –capaz de re-conectar, re-escribir, y adaptar tu historia emocional.

Estudiante: ¿Y al ejecutar esta técnica puedo empezar a eliminar las "nubes" de mi historia personal?

Maestro: Sí, pero la visualización y la imaginación son elementos vitales de este proceso. Una vez más, quiero insistir que este es un proceso que requiere una práctica constante durante un periodo de tiempo –típicamente treinta días o más.

Estudiante: ¿Por qué la visualización y la imaginación son tan importantes en este proceso?

Maestro: Enlazan la inteligencia del núcleo del corazón y la receptividad del cerebro es el resultado.

Estudiante: ¿Estás diciendo que el cerebro interpreta las señales del corazón con base en su... claridad?

Maestro: El cerebro superior está diseñado para "leer" las señales del corazón según qué tan bien definidas estén en términos de su energía visual y autenticidad emocional.

Estudiante: ¿Energía visual?

Maestro: No importa que imágenes sean proyectada sobre la región del corazón, ellas son energizadas. En la medida que puedas visualizar claramente la imagen y proyectarla a tu área del corazón e impregnarla con las emociones del núcleo de tu corazón, enviarás una señal más potente a tu cerebro superior. Es esta potencia a la que el cerebro superior responde.

Estudiante: ¿De qué modo?

Maestro: En el contexto de este diálogo, éste facilita el curso de acción para re-escribir tu historia emocional en la frecuencia de la compasión y el entendimiento.

Estudiante: ¿Entonces el corazón y el cerebro son socios, aunque al final el cerebro decide ya sea actuar sobre la señal... o sobre las directivas del corazón?

Maestro: Así como el corazón físico tiene una contraparte energética o cuántica, también así la tiene el cerebro. Esos dos órganos y sus sistemas periféricos –tanto a nivel físico como cuántico— están completamente integrados, de una manera que la ciencia está tan sólo en los comienzos de entender.

No es que el corazón transmita una orden al cerebro, y que el cerebro, al detectar la potencia de la directiva, elija actuar sobre ella o no. El corazón y el cerebro son un sistema unificado que cicla y recicla energía, información e inteligencia dentro del instrumento humano. Este sistema opera con la mayor efectividad, en términos de expresar su inteligencia innata en los ambientes tridimensionales, cuando es encausado hacia la energía del núcleo del corazón de compasión y entendimiento.

Estudiante: Te refieres a la compasión y entendimiento, ¿pero no es el amor incondicional la frecuencia del núcleo del corazón?

Maestro: Elijo referirme a esas frecuencias del núcleo en términos que no sean muy mal entendidos, como es el término amor incondicional.

Estudiante: También mencionaste que la autenticidad emocional era un elemento clave en cómo el cerebro responde a esta técnica. ¿Puedes ampliar eso?

Maestro: Cuando ves una pieza de ropa a una distancia de veinte metros, ¿qué es lo que distingues?

Estudiante: Su color.

Maestro: Y cuando sostienes esta misma pieza de ropa y la examinas de cerca, ¿qué resalta?

Estudiante: Supongo que la textura es lo más importante... cómo se siente.

Maestro: ¿Y la sutileza del diseño?

Estudiante: Sí, supongo que a veinte metros uno no es capaz de ver ningún diseño sutil que haya sido tejido en la tela.

Maestro: Las emociones están impregnadas de textura y sutileza. El sistema del cerebro superior está diseñado para escudriñar los datos emocionales que llegan del sistema del corazón y determina si las texturas y sutilezas de los datos son derivadas de las frecuencias del núcleo del corazón, o son derivadas del ambiente tridimensional y/o de la historia emocional.

Estudiante: ¿El cerebro superior hace esta determinación? ¿Cómo sabe eso?

Maestro: ¿Has notado que usé la palabra "Diseñado"?

Estudiante: Sí, pero no estoy seguro de interpretarlo del modo en que lo haces.

Maestro: Los sistemas del corazón y del cerebro fueron diseñados para capacitar a aquellos que sean capaces de aplicar su imaginación desde las frecuencias del núcleo del corazón para acceder a la frecuencia más alta, la inteligencia más alta de la mente genética. Este acceso lo tienen los profetas y filósofos de la humanidad –esos portadores sabios que elevaron todo de la humanidad.

Estudiante: ¿Así que solamente aquellos que tuvieran este conocimiento serían capaces de acceder a este estado más elevado?

Maestro: No. Todos y cada uno son capaces.

Estudiante: ¿Todos?

Maestro: ¿Debe alguien ser excluido?

Estudiante: ¿Qué pasa con los que astutamente practican el mal?

Maestro: Un periodo de vida de 4000 semanas para explorar y entender el infinito cosmos es la explicación de la malvad.

Estudiante: No entiendo.

Maestro: Nosotros somos buenos, seres espirituales, no por la expresión de nuestros comportamientos, sino por nuestra naturaleza intrínseca –por nuestro origen. A cada uno de nosotros le está permitido el acceso a este conocimiento más alto no por cómo actuamos, sino simplemente siendo lo que somos.

Estudiante: Está bien, me parece que entiendo, y en cierto grado, me siento aliviado al escuchar eso. Sin embargo, toda mi vida he vivido con la convicción de que la divinidad es algo que se gana. Que aquellos que son débiles y se dejan llevar fácilmente por las fuerzas oscuras no se les permitía acceder a las técnicas que darían fuerza a sus tendencias de avaricia, odio o de maldad. Lo que me estás diciendo ahora es que las técnicas de la inteligencia intuitiva están disponibles a todos y cada uno.

Maestro: Lo están. Esa convicción de la que hablas es un artefacto de las escuelas de misterio y de las prácticas esotéricas que utilizan técnicas de liberación como recompensa de lealtad.

Estudiante: ¿Pero algunas personas no abusarían de estas técnicas, utilizándolas para propósitos egoístas o incluso malvados?

Maestro: Recién te expliqué que el corazón y el cerebro son un sistema integrado diseñado para activar, acceder y expresar las frecuencias más altas de compasión y entendimiento, y que el cerebro desempeña el papel de evaluar la autenticidad emocional del corazón. Esta habilidad, inteligencia, entendimiento o no importa cómo le llames, es absoluta e innata en todas las formas de vida más elevadas. Nadie puede utilizar las técnicas de la inteligencia intuitiva si su corazón está pasando a su cerebro datos derivados de las de distorsiones emocionales comunes a los ambientes tridimensionales.

Estudiante: Aún no entiendo cómo sabe el cerebro cómo hacer esto, pero continuemos.

¿Podemos examinar la técnica que empezaste a explicar?

Maestro: Son cuatro los pasos para esta técnica particular. Su propósito es ayudar al practicante a reformular su historia emocional hacia la frecuencia de la compasión, y al así hacerlo, ganar un acceso más profundo y fluido, cuando se solicite de la expresión de su voz interior o inteligencia intuitiva.

Estudiante: ¿Tiene nombre esta técnica?

Maestro: Sólo si tú le das uno.

Estudiante: ¿Y tú has revelado hasta ahora sólo dos de estos cuatro pasos?

Maestro: Sí, los primeros dos ya los hemos cubierto: los pasos de la invocación y la imaginación. El tercer paso es liberar.

Estudiante: ¿Cómo se hace eso?

Maestro: Cuando afinas tu imaginación y ves la frecuencia de luz refinada dentro del área de tu cabeza y le permites –en cierto sentido— que tome residencia, debes adoptar la actitud interior de someter y liberar.

Estudiante: ¿Para qué?

Maestro: Para los resultados de la técnica. Para el hecho de que la historia emocional que has almacenado en tu red neural y cuántica llamada el instrumento humano, pueda experimentar cambio o modificación.

Estudiante: ¿Pero si estoy practicando la técnica no estoy ya listo a someterme a los resultados? ¿Quiero decir, para qué practicar si no soy sincero?

Maestro: Tu deseo por el beneficio final, en este caso, una conexión más profunda a tu inteligencia intuitiva, puede eclipsar tu predisposición para ver la sabiduría en el proceso y posterga la gratificación por la cosa que tú deseas.

Estudiante: ¿Quieres decir que puedo impacientarme?

Maestro: Es más probable que estés menos inclinado a permitir los dos primeros pasos en este proceso para que se desarrollen orgánicamente –en su propio tiempo— para el propósito de reformular tu historia emocional. Este es el por qué este tercer paso está incorporado en el proceso.

Estudiante: ¿Cómo ejecuto este liberar como tú le denominas? ¿Hay una técnica específica?

Maestro: Es simple, y difícil al mismo tiempo. Liberar o soltar es confiar. Confiar es creer en la inteligencia tanto de tu ser más íntimo, como en el origen desde el cual surge. Esta es la parte simple. La parte difícil es entender que el juicio de la personalidad-ego está dañado deteriorado y en alguna medida es apuesto a la inteligencia intuitiva.

Esta etapa de la técnica es para soltar los juicios de tu progreso dentro de los límites del proceso.

Estudiante: ¿Qué quieres decir con esto? No estoy seguro de entender.

Maestro: Si al eliminar las nubes de tu historia emocional mejoras el acceso a tu inteligencia intuitiva o voz interior, el ego buscará la evidencia de tu progreso para satisfacer su hambre innata por el logro. El ego no es algo que pueda ser exiliado o ignorado o al que se le pueda culpar por esta actitud, sino más bien está para ser refinado.

Estudiante: ¿Esto es parte de la técnica de liberar?

Maestro: Sí.

Estudiante: ¿Cómo?

Maestro: Soltar es un imperativo psicológico cuando un individuo aspira a acceder a y expresar su inteligencia intuitiva. Tu ego es adepto a operar en el interior de las fuerzas más bajas y exteriores, en mucho del mismo que tu corazón es adepto a operar dentro de las fuerzas más altas e interiores.

Mientras buscas alinearte a esas fuerzas interiores, tu ego percibirá el esfuerzo y el proceso que contiene como una distracción trivial para los problemas del mundo real que te presionan. La respuesta instintiva de la personalidad-ego, en este caso, es percibir como está mal dirigido el foco en tus frecuencias del núcleo del corazón.

Estudiante: ¿Por qué?

Maestro: Debido a que el ego reside dentro de la mente inferior y su enlace con el cuerpo físico es principalmente a través de la percepción del ojo-cerebro de su realidad dominante –el mundo tridimensional. Para el ego puro, el corazón es simplemente un molesto apéndice del cuerpo físico que muestra debilidad.

Estudiante: Está bien, creo que entiendo la razón de liberar es el tercer paso, pero ¿cómo ejecuto específicamente este paso en el proceso?

Maestro: El método para inter-mezclar los deseos del ego con las capacidades del corazón es respirar a través de tu región del corazón, y ese es el método de liberar-soltar.

Estudiante: ¿Cómo hago eso?

Maestro: Después de haber completado los dos primeros pasos, centra tu atención en tu respiración. Imagina que tu inhalación lleva los deseos de tu ego a una cámara interior de tu corazón cuántico. A continuación, imagina que este deseo por logro –en la forma de una inhalación- está suspendido dentro de esta cámara interior al sostener tu respiración. Mientras lo haces, tu inhalación está entremezclándose con el influjo de la compasión que surge desde tu corazón energético o cuántico. Ahora, exhala esta nuevamente energizada respiración a través de tu área del corazón, en cada ocasión que exhales, repite la frase: "Déjalo en el misterio para que brille en su propia luz." Haz esto de seis a ocho veces.

Estudiante: ¿Eso es todo?

Maestro: Sí.

Estudiante: Esperaba que esta parte de liberar-soltar fuera más complicada y difícil.

Maestro: La parte difícil es cuando te falta la técnica para liberar, o practicas la técnica sin autenticidad emocional y energía visual.

Estudiante: ¿Cuál es el cuarto y final paso de este proceso?

Maestro: Algunas veces es denominado distribución de luz, aunque yo prefiero considerarlo como conexión de luz.

Estudiante: ¿Cómo funciona?

Maestro: Así como el corazón físico distribuye oxígeno vía el torrente sanguíneo a la periferia del cuerpo físico, el corazón cuántico distribuye luz vía energía visual y autenticidad emocional hacia los bordes del instrumento humano. La técnica de distribución de luz es imaginar la luz circulando –sin impedimentos— por todo tu expansivo tú.

Estudiante: No estoy seguro de lo que eso significa.

Maestro: El instrumento humano consiste del cuerpo físico, el sistema emocional, y las facetas de la mente. La rejilla que interconecta esos elementos y ocasiona que ellos operen eficientemente como un sistema es similar a las venas y arterias del cuerpo físico. Esta rejilla transporta luz que a su vez unifica un campo cuántico y le permite operar independientemente del multiverso. Algunas veces denominamos a esta rejilla individualizada como el expansivo tú.

Estudiante: Así que yo soy esta suelta confederación de partículas-luz que de algún modo se maneja para agruparse dentro de un cuerpo y mente, y para esto necesito visualizar que la luz está siendo distribuida sin bloqueos ni interrupciones. ¿Es ésta la idea?

Maestro: Tú simplemente necesitas colocar tu atención en la realidad en la que estás. Sólo toma unos pocos momentos, aunque es muy importante que practiques esta técnica frecuentemente y de una manera específica.

Estudiante: ¿Qué tan frecuentemente?

Maestro: Ese depende de ti, aunque no lo puedes hacer demasiado.

Estudiante: ¿Por qué necesito ser consciente de eso? Parece que la luz fluye muy bien sin mi dirección.

Maestro: Sí fluye, pero tú no la diriges, estás teniendo acceso a ella, estás teniendo acceso a este objeto de luz construido en forma de red que es la estructura fundamental de tu existencia en el ambiente de tres dimensiones.

Estudiante: Tal vez sólo debas explicar esta técnica, y yo pararía de hacer preguntas.

Maestro: Si tú pudieras concentrar esta rejilla de luz —haciéndola más brillante, más intensa; ¿qué piensas que pasaría?

Estudiante: ¿Más energía?

Maestro: No. Eso de hecho puede tener el efecto opuesto en el sentido de que el cuerpo se fatiga y debilita.

Estudiante: ¿De modo que distribuir luz no es lo mismo que concentrarla?

Maestro: No. Es balancear el cociente de luz dentro del instrumento humano y asegurarse que sea coherente, rítmica y sin restricciones.

Estudiante: Suena como si estuvieras describiendo una vez más el corazón físico.

Maestro: Este es el estado natural del corazón y de todo el instrumento humano, pero en las interacciones cotidianas con el ambiente tridimensional, el instrumento humano puede perder este equilibrio y entrar en un estado de existencia incoherente, arrítmica y confuso.

El corazón percibe este estado y, sin conocimiento de las técnicas apropiadas, responde en especie, avivando la disfunción mental y la ineficiencia psicológica con su energía.

Estudiante: ¿Una cubierta más de "nubes"?

Maestro: Precisamente. Esto es el por qué este paso en el proceso es importante debido a que ayuda a que el corazón sincronice su energía con las estructuras más profundas, sub-cuánticas de las que tú dependes.

Estudiante: ¿Qué debo hacer?

Maestro: ¿Puedes visualizar tu corazón palpitando en tu pecho distribuyendo oxígeno a tu sistema cuerpo y cerebro?

Estudiante: Sí.

Maestro: Imagina que esta misma función está ocurriendo en tu corazón cuántico o energético, y que en lugar de venas y arterias, hay filamentos de luz que divergen desde tu corazón cuántico y te conectan a una red más extensa. Esta red es la fuente de tu existencia como un ser físico.

Ahora, puedes considerar esos filamentos que son tanto raíces como alas. Raíces en el sentido de que anclan y conectan a tierra tu existencia; y alas en el sentido de que ofrecen elevación y expansión a tu vida.

A lo largo del día, simplemente siente la estructura de energía que te circunda. Cuando hagas eso, imagina que tu corazón está "enchufado" o conectado a esta estructura, aún cuando no puedas visualizarla, siente su presencia como una tierra primordial de energía que da vida. Siente esta conexión como una rítmica pulsación de luz, fluyendo desde la rejilla hacia tu sistema del corazón y después fluyendo desde tu corazón hacia el resto de tu cuerpo.

Estudiante: Sentí eso justo al escucharte.

Maestro: Esta es la técnica del cuarto y último paso.

Estudiante: ¿Debe este paso ser ejecutado en colaboración con las otras tres técnicas?

Maestro: No es necesario ejecutarlo cuando actúas en los otros tres pasos. Esta cuarta técnica puede ser ejecutada a lo largo del día y sólo toma unos pocos segundos. Puede ser hecho veinte veces durante el día durante el resto de tu vida. Es una técnica para re-equilibrar y dar de nuevo plenitud a las frecuencias del núcleo corazón y asegurar que se distribuyan a lo largo del instrumento humano. Así se activan las corrientes internas.

Estudiante: ¿Cuáles son ésas?

Maestro: Cuando un río pierde su corriente ¿qué sucede?

Estudiante: Disminuye y se estanca.

Maestro: Claridad y ritmo están relacionados, ¿no lo crees?

Estudiante: Pienso que esto es verdad con relación a los ríos, pero asumo que estás hablando del sistema humano también.

Maestro: Correcto.

Estudiante: ¿Así que las técnicas de la inteligencia intuitiva son realmente multifacéticas en lo que aportan al individuo?

Maestro: Si tú puedes acceder a tu inteligencia intuitiva, en cierto sentido, incrementas el ancho de banda de tu conexión a la rejilla de energía luz que te sostiene, una simple palabra puede catapultarte dentro del entendimiento, cuando antes cien libros te dejaron en la ignorancia.

La inteligencia intuitiva es la fuerza del corazón cuántico fluyendo lentamente dentro del mundo tridimensional. Es la clave hacia el conocimiento que importa. Porque este conocimiento cambia todo en las dimensiones del pasado, presente y futuro.

Estudiante: Lo practicaré fielmente. Gracias por compartir esto conmigo.

Maestro: Es un honor para mí.

Discurso de los Lyricus #6

1 comentario:

  1. Muy buena enseñanza me recueda a Sri Ramana Maharshi!

    ResponderEliminar